top of page

Francisco Espino

Francisco Espino.jpg

Nací en Nahuatzen, un pueblito ubicado en Michoacán, en la meseta purépecha. Mi crianza fue como lo dictaba la tradición y la época. Ahí viví hasta los 19 años, tiempo en el que me fui a vivir a Morelia y ahí fue donde me reconocí en lo que soy y lo que quería ser.

Soy una persona ordinaria, intentando vivir más allá de sobrevivir, estudié Administración de Empresas, tengo algunas especialidades en negocios y consultoría de negocios, me dedico a ello.

Desde niño me llamó la atención escribir, lo empecé a hacer cuando no tenía nadie con quien hablar de lo que sentía, lo que pensaba y lo que anhelaba. Empecé a leer desde los 14 años aproximadamente, en mi familia no existe el hábito de la lectura, por lo que se consideraba que perdía el tiempo. Gradualmente en lo que escribía, iba usando el lenguaje y la metáfora que iba aprendiendo de lo que leía.

Entonces, imaginaba que algún día llegaría a ser escritor. No busco la fama ni la fortuna, sino alcanzar la realización de este impulso que viene desde dentro y que apareció en aquella infancia, allá en el helado Nahuatzen.

He estado escribiendo desde siempre, pero hace unos seis años que empecé a tomar cursos de creación literaria y luego tuve acercamiento con una editora que fue con quien pude sintetizar y canalizar finalmente, lo que había estado aprendiendo en estos últimos años.

Mi historia, como la de la mayoría tiene muchos desaciertos y me he visto envuelto en situaciones caóticas, de las cuales he salido vivo, pero no ileso. Creo que nadie hemos tenido una vida fácil, todos hemos tenido complicaciones en mayor o menor grado y el resultado de nuestra vida hoy, es cómo lo hemos enfrentado, definiéndonos a nosotros mismos ante nosotros y ante los demás. Soy alguien comenzando a explorar la mayor de sus pasiones, sigo cometiendo errores porque sigo aprendiendo, permanentemente aprendiendo.

  • Instagram
  • Facebook
  • Amazon

Eclipse Rojo es un lienzo tejido con memorias y emociones que oscilan en el péndulo de la vida, fluyendo en un movimiento en espiral ascendente, tocando la luz y la oscuridad, alternada e ininterrumpidamente.

Es la efervescencia del alma en el dolor, después de la ilusión que creció sobre la piel del alma; es la leve, quieta, delicada pero poderosa caricia sanadora del amor, el mayor milagro a nuestro alcance y que algunos nunca utilizamos. Somos la única confluencia posible de todos los opuestos, unidos y atados por el centro durante el constante eclipse que nos representa, la vida misma

 

1708732326.png



Eclipse Rojo eres tú, y también soy yo, independientes y unidos, inmersos en el mismo movimiento; usando la voz interior para hablar de la belleza que queda detrás de la metamorfosis interna, cuando la mano del dolor deja de tocarnos y se convierte en un abrazo de amor propio en el que permanecemos a salvo, en constante transformación.

El autor también destaca la importancia del amor propio, como un poderoso agente de transformación y el hecho de que todos somos una mezcla de opuestos, unidos en constante cambio, representados por el eclipse, que es el estado en el cual el todo se une, como todos los matices que tiene la vida misma.

Mi Tienda